Un accesorio que bien instalado es necesario e importante, en nuestro caso lo hemos puesto tras la instalación de un turbo de geometría variable (TGV) pasado a presión y refrigerado por aceite.

Antes de nada os comentaré brevemente que es y para que sirve un decantador de aceite, o Oil Catch can.

Un decantador es básicamente un tanque vacío con una entrada y una salida de aire, por donde entran los gases desde la tapa de balancines y son introducidos de nuevo a la admisión del vehículo. Su función es la de separar los vapores de retorno, del líquido (aceite), dejando éste almacenado en su interior y enviando así esos gases limpios de aceite al interior del motor a través de la admisión del vehículo.

De esta manera evitamos que entre un exceso de aceite al motor a través de la admisión pudiendo llegar a ser perjudicial para distintas partes del mismo.

A continuación os dejo un vídeo donde explico brevemente la instalación del decantador que como veréis es mucho más sencilla de lo que parece.